Viaje a Córdoba en 3 días

Una vez tenemos claro que nuestra próxima aventura es un viaje a Córdoba, es momento de comenzar a realizar el planning. Para aprovechar el tiempo al máximo durante nuestro viaje, es recomendable preparar una lista con las cosas qué vamos hacer o los sitios que vamos a visitar cada día. Esta organización dependerá mucho de los días que vayamos a dedicar a nuestro viaje en Córdoba, pero justo ésta es una ciudad que se puede ver en 3 o 4 días y es, más o menos, el tiempo que solemos dedicarle todos los viajeros.

Pero antes de ponernos manos a la obra con el planning, es fundamental tener una idea de los monumentos o lugares de interés que tenemos que añadir a nuestra lista de qué ver en Córdoba. A continuación, os vamos a contar qué hicimos y qué visitamos nosotros cada día durante nuestra estancia en Córdoba para que te sirva de modelo para tu viaje.

Primer día en Córdoba

El primer día llegamos a Córdoba sobre las 10 de la mañana. Es la hora perfecta para poder aprovechar el día al máximo y así hicimos.

Contratamos un Free Tour con Paseando por Europa para esa misma mañana, sobre las 12.30 horas. Duró aproximadamente 2 horas y nos sirvió como previo para conocer la historia de la conocida “Ciudad de las Tres Culturas” y los lugares más emblemáticos de Córdoba

Consejo de Viajes con J: Os recomendamos que siempre que podáis contratéis un tour de este tipo porque te ayudan a conocer más en profundidad la historia de cada lugar o monumento y de darle sentido a todo lo que veis y a la ciudad en sí. Además, son tours gratuitos en los que solo tendrás que dar voluntad al guía si realmente te ha gustado cómo lo ha hecho y lo que te ha contado.

A lo largo de esas 2 horas, visitamos los siguientes puntos de interés:

  • Puerta del Triunfo
  • Puente Romano
  • Torre de Calahorra
  • Convento de Santa Clara
  • Plaza del Potro
  • Plaza de la Corredera
  • Calleja del Pañuelo

Al acabar el Free Tour hicimos una parada técnica para comer y recuperar fuerzas después de una mañana intensa pero muy gratificante.

Ya por la tarde decidimos disfrutar de la auténtica esencia de Córdoba como mejor sabemos: dando una vuelta por sus calles, observando su arquitectura y tradiciones y dejándonos llevar por la belleza de esta gran ciudad.

Segundo día en Córdoba

El segundo día de nuestra estancia en Córdoba lo reservamos para visitar uno de los monumentos históricos más importantes de la ciudad y sus alrededores. Efectivamente, se trata de la Mezquita de Córdoba.

A las 11 de la mañana ya estábamos entrando en la Mezquita para poder verla con tranquilidad. Durante una hora y media estuvimos observando cada detalle, fotografiando todo aquello que para nosotros reflejaba realmente la esencia de este monumento.

Consejo de Viajes con J: Para visitar la Mezquita de Córdoba puedes comprar la entrada de Visita Guiada o coger una Audioguía. Nosotros nos decantamos por esta segunda opción porque nos ofrece una mayor libertad. Podemos realizar la visita a nuestro ritmo y dedicando el tiempo que consideremos oportuno a cada cosa.

Al salir de la Mezquita, dedicamos unos minutos a dar una vuelta por el Patio de los Naranjos. Fue uno de los lugares más bonitos que vimos para fotografiar. Tuvimos la suerte de que los naranjos estaban floreciendo y la estampa que vimos fue realmente bonita.

Desde el Patio de los Naranjos puedes acceder a la Torre del Campanario. Desde abajo ya impresiona pero, además, se puede subir hasta su azotea para poder tener una vista panorámica de la Ciudad de Córdoba.

Nuestra siguiente parada fue en la Calleja de las Flores, muy cerca de la Mezquita. Habíamos visto esta calle infinidad de veces en fotografías y siempre nos había parecido preciosa, pero no hay nada como verla en persona. Es una calle muy colorida y con un encanto especial. Es perfecta para fotografiar, con la Torre del Campanario por detrás.

 

Después de toda la mañana andando, nos merecíamos un buen descanso. Era momento de probar la famosa tortilla de patatas de la Taberna Santos, ya que era un bar que nos habían recomendado para saber dónde comer en Córdoba. Tuvimos la suerte de que el tiempo acompañaba y pudimos disfrutar de cada sorbo bajo los rayos del sol.

Después de comer, salimos a dar una vuelta por la ciudad. Aprovechamos para ver con más detenimiento algunos de los lugares que habíamos visitado con el Free Tour el día anterior, como fue toda la parte del Río Guadalquivir. Fue nuestro momento para sacar la cámara y comenzar a capturar recuerdos que quedarán siempre guardados en nuestra carpeta del viaje a Córdoba en 3 días.

Tercer día en Córdoba

Habíamos reservado la mañana para visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos. Es otra de las visitas obligatorias que debes hacer durante tu viaje a Córdoba.

Es una visita muy entretenida y agradable que nos sorprendió para bien. Nos encantó tanto el Alcázar como sus Jardines. Cada rincón tiene su parte de historia. Primero se visita el Alcázar y después el recorrido te lleva hasta los Jardines, para poner el broche final a esta fortaleza militar.

Consejo de Viajes con J: Os recomendamos que intentéis hacer esta visita un día en el que las temperaturas no sean demasiado altas ya que gran parte del recorrido es al aire libre, sobre todo la zona de los Jardines. Y, aunque, hay bastante Naranjos que dan sombra, el sol acaba cansando y no queremos que nos disfrutes de esta visita como se merece.

Nuestro planning para la tarde fue visitar sitios conocidos de Córdoba, en los cuales no hace falta entrada ni dedicar demasiado tiempo. Algunos de estos sitios fueron:

  • Cristo de los Faroles
  • La Sinagoga
  • Estatua de Maimonides

Como veis, nuestro viaje a Córdoba en 3 días fue muy relajado. Pasamos tiempo sentados en terrazas, aprovechando el buen tiempo y con cerveza en mano. Somos de muy comer y nos encanta cualquier excusa para sentarnos en una mesa y pedir algo.