Ruta por el norte de Islandia

Una de las jornadas en las que más disfrutamos de nuestro viaje a Islandia en diez días fue en la que recorrimos el norte de Islandia, una zona repleta de lugares espectaculares, en la que se pueden ver algunas de las mejores cascadas de Islandia. Esta zona no está tan masificada como pueden estar algunos lugares del sur del país, y ofrece una larga lista de paradas que merecen mucho la pena.

Ruta por el norte de Islandia

Partiendo desde Akureyri, donde habíamos llegado en la jornada del día anterior tras nuestro recorrido por el noroeste de Islandia, planeamos hacer una ruta por el norte de Islandia en un día deteniéndonos en los principales lugares de interés de esta zona. La parada final sería Egilsstadir, muy próximo a los fiordos del este, donde teníamos previsto hacer noche.

Godafoss

Tras partir de Akureyri y repostar el vehículo para estar preparados de cara a la jornada que teníamos por delante recorriendo el norte de Islandia, nos dirigimos hacia nuestra primera parada del día.

Antes de llegar a la cascada Godafoss tenemos que advertir que existe un túnel de peaje por la carretera en el que tendrás que pagar si no quieres que unos días después te llegue un regalo en forma de multa, con la comisión añadida por parte de tu compañía del alquiler. Nosotros no nos dimos cuenta de que se trataba de un túnel de peaje, y una vez ya en casa después del viaje a Islandia, recibimos la sorpresa. ¡Ojo con este túnel!

Después de unos kilómetros conduciendo por la carretera 1 nos topamos con el parking de la cascada Godafoss, desde donde caminamos unos metros para presenciar una de las mejores vistas de todo el viaje. Godafoss, cuyo nombre traducido es «cascada de los dioses», es considerada por muchos viajeros la mejor cascada de Islandia.

Su caudal es muy ancho y eso hace que las diferentes caídas de agua ofrezcan una panorámica espectacular. Sin duda la cascada Godafoss es una parada obligada en cualquier ruta por el norte de Islandia.

Un consejo para visitar esta cascada en el norte de Islandia es hacerlo a primera hora de la mañana, ya que posteriormente comienzan a llegar autobuses de turistas, por lo que recomendamos madrugar para disfrutar con comodidad de esta maravilla de la naturaleza.

Myvatn

Tras deleitarnos con Godafoss, pusimos nuevamente rumbo por la carretera 1 hacia nuestra siguiente parada. En nuestros planes de viaje estaba previsto acercarnos a Husavik, una de las localidades más famosas del norte de Islandia principalmente por ser un lugar ideal para el avistamiento de ballenas, sin embargo decidimos prescindir de esta para y poder dedicar más tiempo en los lugares que teníamos pendientes.

Nuestra siguiente parada era el lago Myvatn, un paraje natural en el norte de Islandia. Se trata de una zona rodeada de muchos lugares para visitar, incluidos los baños termales de Myvatn. Nosotros teníamos previstas otras paradas para darnos un baño en otros puntos de Islandia, por lo que decidimos pasar de largo en este punto y centrarnos en visitar otros lugares próximos al lago Myvatn.

Hverfjall

En las proximidades al lago Myvatn decidimos decantarnos por visitar Hverfjall, un espectacular cráter negro formado hace más de 2.000 años, que es considerado como uno de los más grandes del mundo.

Se trata de un lugar espectacular al que se puede llegar fácilmente en coche y, una vez allí, subir hasta la cima del cráter, donde se disfruta de unas vistas espectaculares tanto de la región del lago Myvatn, como del interior del cráter Hverfjall. Nosotros decidimos subir hasta arriba y contemplar esta panorámica, eso sí, mientras éramos víctimas del tremendo aire que hace en la parte superior.

Hverir

Una vez de regreso al coche tras un paseo por la parte superior del cráter, nos pusimos rumbo nuevamente por la carretera 1 dejando atrás el lago Myvatn hacia nuestra siguiente parada, una de las más esperadas de nuestro viaje a Islandia. Se trata del área geotermal de Hverir, una zona repleta de fumarolas de gases sulfúricos con un olor muy característico a huevo podrido.

En Hverir quedamos maravillados de las espectaculares nubes de gases y los colores que simulan a un paisaje lunar. Pudimos recorrer el sendero que transita entre las diferentes pozas de lodo hirviendo y admirar una de las zonas geotermales más activas del mundo. Sin duda, esta es una parada que no te puedes perder en tu ruta por el norte de Islandia.

Dettifoss

De vuelta a la carretera, nuestra próxima parada era Dettifoss, considerada como una de las cascadas más potentes del mundo, y es que hablamos de una espectacular caída de agua que impresiona.

Para llegar a esta cascada, existen dos opciones si viajas por la Ring Road, ya que tanto las carreteras 862 y 864 llegan a Dettifoss. La diferencia entre una carretera y otra es que llegas a orillas diferentes de la cascada. En nuestro caso, elegimos la carretera 864 y tenemos que decir que, aunque las vistas desde esta orilla son espectaculares y permite contemplar la cascada casi desde el mismo borde, se trata de una vía en mal estado, por lo que si no vas con un vehículo todoterreno, tendrás que conducir despacio hasta llegar a la cascada.

En cualquiera de las dos opciones, disfrutarás de una cascada espectacular, para nosotros una de las mejores cascadas de Islandia, y es que el entorno en el que se ubica y la fuerza de su caída, hacen de Dettifoss una de las mejores cosas que ver en Islandia.

Egilsstadir

Finalmente, pusimos rumbo de vuelta por nuestros pasos hasta regresar a la Ring Road para continuar nuestro camino hasta Egilsstadir mientras seguíamos alucinando con los espectaculares paisajes de esta zona de Islandia. Por momento, parecía que estábamos en otro planeta, ya que los tonos ocres y enrojecidos en ocasiones dibujaban unos paisajes alucinantes.

Una vez en Egillstadir, pasamos la noche en una cabaña ubicada en medio de una colina, toda una experiencia para el recuerdo. Tocaba reponer fuerzas para la jornada del día siguiente de nuestro viaje a Islandia, en la que nos esperaba un recorrido por los fiordos del este.