Ruta hasta Akureyri: noroeste de Islandia

La segunda jornada de carretera de nuestro viaje a Islandia en 10 días comenzaba en Fagrabrekka Private Room, una especie de granja reformada al borde de la carretera 1 donde finalizamos nuestro día en la península de Snaefellsnes. El objetivo de esta jornada (con muchos menos kilómetros por delante que la del día anterior) era llegar hasta Akureyri, la segunda ciudad más importante de Islandia, y donde teníamos previsto hacer noche.

Ruta por el noroeste de Islandia

A pesar de tratarse de una zona menos conocida, en esta parte de Islandia se pueden encontrar lugares espectaculares y pueblos a orillas de los fiordos con mucho encanto, en los que la pesca es su principal modo de vida.

Así fue la segunda jornada en carretera de nuestro viaje a Islandia:

Península de Vatnsnes

Para tener tiempo a disfrutar de cada lugar con tranquilidad, decidimos cargar el coche muy temprano y ponernos pronto en ruta. Nuestra primera parada era la península de Vatnsnes, un lugar con diferentes atractivos turísticos y en el que además, es posible ver focas en libertad si la recorres por la carretera 745 que sale de la Ring Road.

Entre los lugares que se pueden visitar destaca especialmente Hvítserkur, una roca con forma de dragón a orillas del fiordo, todo un símbolo de esta región de Islandia. Nosotros decidimos desviarnos por esta carretera 745 y llegar hasta Hvammstangi, un pueblo con una gran tradición pesquera, en el que incluso puedes encontrar diferentes lugares con carne de tiburón al aire libre.

En lugar de bordear toda la península por esta carretera, decidimos que si queríamos poder ver otros lugares que teníamos pendientes durante esta jornada, deberíamos acortar la ruta y seguir por la carretera 1. No obstante, existe la posibilidad de bordear toda la península de Vatnsnes y volver a la carretera 1 más adelante, aunque eso implica unas 2 horas más de ruta.

Nosotros decidimos seguir nuestro camino por la Ring Road disfrutando de los espectaculares paisajes del noroeste de Islandia, hasta desviarnos en la siguiente península, donde teníamos marcados nuestras siguientes visitas del día. IMPORTANTE: Si estás pensando salir de la Ring Road te recomendamos llenar el depósito del vehículo, ya que fuera de esta carretera principal es probable pasar grandes cantidades de kilómetros sin una estación de servicio.

Holar

Si bien es cierto que no es una zona muy visitada por el turista habitual, sí que creemos que, como todo en esta isla, merece dedicar al menos una jornada para conocer esta región y sus bonitos pueblos, en los que incluso puedes encontrar algunos baños de aguas termales que merecen la pena (y mucho menos masificados que Blue Lagoon).

Nuestro siguiente destino en la ruta por el noroeste de Islandia fue Holar, un pequeño poblado en el que apenas vive un centenar de personas ubicado en un espectacular valle. Creemos que es una visita más que obligada y un lugar perfecto para descansar y estirar las piernas disfrutando de las vistas que ofrece. En este pueblo puedes ver las típicas casas tradicionales islandesas y fotografiarlas con tranquilidad, ya que es un sitio que apenas recibe visitas.

Hofsos, un lugar que no te puedes perder

Tras visitar Holar, esta vez si, decidimos seguir la carretera que bordeaba el fiordo y llegamos a Hofsos. Un bonito pueblo a orillas del fiordo lleno de lugares para caravanas y en el que puedes apreciar una espectacular panorámica del fiordo. Todo ello, además, junto a una de las mejores piscinas de aguas termales de Islandia. Nosotros no lo hicimos por falta de tiempo y porque ya teníamos pendiente visitar otras piscinas de aguas termales durante nuestros días en Islandia, pero creemos que de verdad la piscina de Hofsos merece mucho la pena solo por las vistas que ofrece.

Siguiendo nuestra ruta por las orillas del fiordo comenzamos a adentrarnos en una zona donde la carretera ofrece unas vistas espectaculares. Solamente por conducir por esta zona merece la pena visitar esta península de Islandia. La siguiente parada en nuestra ruta fue el pueblo de Olafsfjördur, uno de los lugares más turísticos del norte de Islandia.

Dalvik, una parada obligada en nuestra ruta a Akureyri

Tras una nueva parada para estirar las piernas, seguimos a través del túnel Múlagöng por la carretera 82 rumbo a Dalvik, una localidad pesquera en una situación idílica, a los pies de la montaña y con algunos lugares con mucho encanto, como esta peculiar iglesia.

Después de disfrutar de un paseo por Dalvik y degustar la tranquilidad de sus calles y su pequeño puerto, pusimos rumbo a Akureyri, nuestro destino final ese día. Tras llegar a nuestro alojamiento Akureyri y reponer energías dedicamos la tarde a conocer todos los lugares que ver en Akureyri.

Finalmente, tocaba volver a cargar las pilas, ya que al día siguiente nos esperaba una de las mejores jornadas de nuestro viaje a Islandia: ruta por el norte de Islandia y el lago Myvatn.